Ventajas de arrendar tu casa o apartamento por medio de una inmobiliaria

Arrendar un inmueble se puede convertir en una tarea tediosa, situaciones como arrendatarios que no entregan el inmueble en buenas condiciones, inquilinos a los que se les pide el inmueble y no lo entregan, o los que hacen uso del lugar por varios meses y no pagan el arriendo excusándose en diferentes problemáticas.

En la mayoría de los casos, este tipo de problemas son los que llevan a los propietarios a poner su inmueble en manos de inmobiliarias, dejando que los expertos se encarguen de la administración de su patrimonio.

Por esta razón, y si estás pensando en arrendar tu casa o apartamento y no sabes si hacerlo de forma directa o a través de una inmobiliaria, te dejamos unos consejos para que puedas tomar una decisión. No queremos decir que contratar una empresa que administre bienes raíces sea una obligación, pero sí puede ser una buena alternativa para facilitar el proceso de arrendamiento.

10 ventajas de arrendar por medio de una inmobiliaria

1.   Establecen un precio justo del valor del arriendo para que no pierdas dinero y la propiedad sea competitiva en el mercado inmobiliario.

2.   Promociona tu inmueble de forma profesional, lo publica en portales del sector inmobiliario, y además tienen asesores con horarios flexibles para que los posibles arrendatarios puedan agendar cita en cualquier momento.

3.   Hacen el estudio de la solvencia económica y el análisis moral del arrendatario, con la ayuda de una compañía experta, para que tu inmueble no quede en malas manos.

4.   Elaboran y firman el acuerdo de arrendamiento para proteger tu renta y tu inmueble, en este se estipulan los derechos y deberes a los que la inmobiliaria y el arrendatario se comprometen a cumplir.

5.   Se encargan de hacer la entrega de tu propiedad al arrendatario, con su respectiva acta e inventario, donde queda estipulado el estado del inmueble y los accesorios con los que cuenta.

6.   Garantizan el pago completo y oportuno del arriendo.

7.   Atienden todas las solicitudes, quejas y emergencias que se presenten por parte del arrendatario con relación a tu inmueble.

8.   Una vez terminado el contrato y el arrendatario deba entregar el inmueble, la inmobiliaria será la encargada de revisar que se encuentre todo lo que está en el inventario y que el arrendatario haya quedado a paz y salvo.

9.   En caso de que el inquilino haya hecho un mal uso del inmueble, no lo quiera entregar o que haya dejado facturas en mora, la inmobiliaria se encarga de solucionar los inconvenientes, con la ayuda de expertos jurídicos recuperarán tu inmueble y llegarán a los mejores términos para la cancelación del contrato.

10.   Con la ayuda de una inmobiliaria te evitarás varios dolores de cabeza y te ahorrarás tiempo.

Un consejo extra es que indagues qué tipo de inmobiliaria es, qué trayectoria tiene y si cuenta con matrícula arrendadora (documento que indica que está avalada por la Secretaría de hábitat). Recuerda que la inmobiliaria cobra una comisión que normalmente es del 8% + IVA sobre el valor del canon de arrendamiento, más el 2,5% sobre el valor asegurado de una póliza que ampara en caso de que el inquilino no pague, dañe el inmueble o falte algo en el inventario.

Ahora que sabes que arrendar tu inmueble por medio de una inmobiliaria es una buena alternativa, recuerda que en Épica inmobiliaria te podemos ayudar a arrendar tu propiedad, no dudes en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *