¿Conviene elegir propiedad horizontal al momento de comprar vivienda?

Cuando adquirimos vivienda siempre surgen dudas sobre el tipo de vivienda que deseamos, uno de estos es la vivienda horizontal, ¿qué es? y ¿qué ventajas y desventajas tiene este tipo de vivienda? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber:

¿Qué es una propiedad horizontal?

La propiedad horizontal es un sistema que permite gestionar un conjunto de construcciones privadas que se denominan copropiedades o unidades residenciales como lo son los edificios, urbanizaciones cerradas o conjuntos en las que se comparten zonas comunes.

Su clasificación dentro de propiedad horizontal depende del uso que se haga con los bienes privados que la conforman, por ejemplo: edificio, conjunto, conjunto de uso residencial, conjunto de uso comercial, bienes comunes, etc. Para más información puedes visitar el artículo 3 de la ley 675 de 2001.

De igual forma, toda propiedad horizontal se refiere a una copropiedad, por lo que son varios los propietarios y cada uno tiene la obligación de hacer parte de la escritura pública, el reglamento de propiedad horizontal debe hacerse conforme lo estipula el artículo 5 de la ley antes mencionada, y no debe confundirse con el manual de convivencia que se hace internamente en cada copropiedad.

Ventajas y desventajas de la propiedad horizontal

Una de las mayores ventajas de la propiedad horizontal es que cuenta con seguridad privada y celaduría, lo que garantiza la tranquilidad de los copropietarios. Además, las propiedades horizontales cuentan con zonas comunes, donde los copropietarios pueden hacer uso de canchas múltiples, zonas BBQ, parqueaderos, piscinas, entre otras, y siempre se tiene la certeza de estar bajo vigilancia privada.

Otra ventaja a tener en cuenta es la valorización de las propiedades horizontales, con el paso del tiempo estos inmuebles adquieren mayor valor en compraventa y en canon de arrendamiento.

Como desventaja dentro de las propiedades horizontales, podemos encontrar el deterioro en la convivencia con otros copropietarios, o que la privacidad se vea afectada por el tipo de estructura que tienen las copropiedades, pero estas desventajas no son un gran problema, el manual de convivencia de la propiedad, la propia noción de los derechos y deberes de cada copropietario y una activa participación en las asambleas lo puede solucionar fácilmente.

Ahora que ya conoces más sobre propiedad horizontal, puedes tomar la decisión con más claridad y definir si es el tipo de propiedad que más te conviene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *